IOMA no cumple y los médicos fueron al paro. Crece el reclamo de profesionales y afiliados a la obra social

La falta de pago de IOMA a los profesionales y demás prestadores ha generado un conflicto de una magnitud sin precedentes en los últimos 11 años.
Las medidas de fuerza adoptadas por las instituciones médicas como la Agremiación Medica Platense, las sociedades científicas y gran parte de las entidades médicas de la provincia enroladas en el CEMIBO han tenido muy alto acatamiento, lo que ha generado que 700.000 afiliados queden sin cobertura durante los días 1,2 y 3 de marzo.
Al respecto el Dr. Pablo Maciel, presidente de la Asociación Sindical de los Profesionales de la Salud -CICOP- del Hospital San Martín manifestó “la enorme preocupación por la situación que atraviesa el sistema de salud de la provincia de Buenos Aires, a la falta de presupuestos para el sistema público de salud se suma la crisis de la obra social más grande de la provincia”. “El IOMA es la obra social de todos los trabajadores estatales de la provincia y debería ser administrada en forma responsable y transparente, en definitiva es nuestro dinero y por eso lo vamos a defender siempre”. Con respecto al paro de médicos en conflicto con la obra social dijo que “apoyamos el reclamo de los profesionales” y destacó “que en la mayoría de los casos además de estar perjudicados por la falta de pago de sus honorarios también están afectados por ser afiliados a IOMA” y luego agregó que “en muchos casos son los mismos médicos que hoy llevan a delante la medida de fuerza los que atienden en nuestros hospitales públicos a los pacientes que no tiene respuestas por parte de sus obras sociales, en este caso IOMA. Es por eso que sería muy injusto que durante estos días digan que los profesionales abandonan a sus pacientes, todo lo contrario, son el estado y sus obras sociales los que no garantizan el acceso a la salud”. Y finalizó diciendo que “los sueldos en los hospitales son extremadamente bajos al igual que el valor de las consultas de las obras sociales y eso está deteriorando severamente al equipo de salud con pluriempleo y condiciones de trabajo muy desgastantes. Si no se jerarquiza la salud como una política de estado el sistema puede ingresar en una crisis terminal que llevará mucho tiempo recomponer. Por eso es necesario que toda la sociedad se involucre en este debate y ejerza presión para que el estado garantice el derecho a la salud de toda la población, porque hasta ahora lo que único que han garantizado los distintos gobiernos fueron los negocios que hay alrededor de la salud.”