CICOP instaló una carpa por la salud pública

Una jornada histórica

La jornada de lucha que llevamos a cabo en el Obelisco el jueves 13 de julio será recordada por largo tiempo. La convicción de centenares de compañerxs ante el atropello de policías y funcionarixs quedará entre los hitos que identifican a CICOP. La firmeza de la conducción colectiva, expresada en todas las acciones realizadas desde el momento en que se recibió la negativa de la instalación de la Carpa y durante toda la jornada de lucha, provocó el retiro de los agentes policiales y el desarrollo de las actividades previstas.

Todo comenzó el día anterior, cuando el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires nos respondía la nota en la que informábamos que íbamos a realizar la jornada con su denegatoria. Habían pasado dos semanas de aquella solicitud, en una clara definición oficial de generar incertidumbre y evitar la instalación. Nuevas gestiones nos llevaron a una explicitación de la actividad, tal como nos lo solicitaran; pero, a pesar de ello, insistieron en evitar la expresión pública de la grave crisis del sistema de Salud provincial, en una evidente decisión política y en solidaridad de los gobiernos de Macri y Rodríguez Larreta con la Gobernadora Vidal.

Y allí emergieron, gigantes, compañerxs que, sin distinciones, se dispusieron a defender lo que es nuestro. El espacio público, el derecho a la protesta, la libertad de expresión; en fin, todas las manifestaciones democráticas que tanto nos costó recuperar. La grandeza de muchxs fue demasiado para enfrentar tan poca cosa. El despliegue policial se fue “silbando bajito” mientras nosotrxs iniciábamos las actividades con un gran acto central. Se plasmaba el triunfo de quienes no estamos dispuestos a someternos a condiciones de vida y de trabajo indignas.

Un acto masivo, inclusivo y emocionante

acto

El acto, así como el transcurso de toda la jornada, contó con la presencia y apoyo de numerosas personalidades y organizaciones de diversos espectros, solidarios con la lucha de CICOP en defensa de la Salud Pública y comprometidos con la pelea que venimos sosteniendo. Destacamos la activa participación de residentes y becarixs, quienes tuvieron la posibilidad de expresar públicamente sus reclamos específicos; las palabras de AJB y ATE, compañeros de ruta en las disputas con el Gobierno provincial; la pelea del Posadas, expresada por lxs enfermerxs que están defendiendo sus condiciones laborales; y nuestras regionales hermanas de FeSProSa, APTASCH- Chaco y APROSA-Santa Cruz, que vienen librando batallas muy importantes en el mismo sentido que la nuestra.

Las intervenciones hicieron hincapié en la acuciante situación que se vive en hospitales y centros de salud, en los padecimientos de trabajadorxs y población, así como en la falta de respuestas de las autoridades. La renuncia de Zulma Ortiz a su cargo como Ministra expresa, tal como lo dijimos en nuestra comunicación, el fracaso de las políticas sanitarias del Gobierno de María Eugenia Vidal. Sin perspectivas de mejora, el único reaseguro para sostener el funcionamiento del sistema seguimos siendo sus trabajadorxs, quienes vamos a resistir cualquier intento de avanzar sobre nuestras conquistas y seremos garantes del Derecho a la Salud de todxs lxs ciudadanxs.

La jornada continuó con la participación de artistas que, además de su arte, nos ofrecieron compromiso y solidaridad con la lucha que venimos dando. Tuvimos oportunidad de volver a brindar el curso de reanimación cardiopulmonar (RCP), a la vez que entregamos miles de volantes y recogimos centenares de firmas en defensa de la Salud Pública. Agradecemos infinitamente todas las muestras de apoyo recibidas a lo largo de todo el día de parte de personalidades y organizaciones sindicales, sociales y políticas.